domingo, enero 04, 2009

La Diferencia entre el Amanecer y el Atardecer

Dicen por ahí que las mejores cosas de esta vida son gratis... De manera muy personal, una de las cosas que siempre he considerado más impresionantes es el atardecer.

¿Quien no ha levantado la vista al cielo para ver al sol despedir un día más? ¿Quien no lo ha visto despedirse entre celajes rojos y naranjas?... Ciertamente, con las ocupaciones y preocupaciones diarias, pareciera que cada día se hace más difícil volver la vista al cielo. Pienso que es una de esas cosas que vale la pena ver de vez en cuando, y por la que no hay que pagar jejejeje

En este post sin embargo, no vine a hablar de precios, ni de las cosas que son gratis en esta vida sino de algo que me enseño una persona muy especial...

¿Cuantos atardeceres habremos visto en nuestra vida? Ciertamente, al menos yo, podría garantizar que unos cuantos cientos. En cambio, surge la pregunta: ¿Cuantos veces habremos visto un amanecer en nuestra vida? La respuesta a esa pregunta podría garantizar, que al menos para la mayoría, es un numero bastante reducido.

Aunque ciertamente son dos cosas lindas que se pueden ver todos los días, pareciera que hay una gran diferencia entre ambas. Esa diferencia, tal vez no salte a la vista de una manera tan obvia, por ello pienso que es importante que lo mencione a continuación:

"Un amanecer hay que buscarlo"

Un atardecer lo vemos todos los días como parte de algo que tiene que suceder, algo que esta ahí y que muchas veces ignoramos, por el simple hecho de que es un evento por el que solo tenemos que estar ahí. Para ver un amanecer, en cambio, tenemos que hacer un esfuerzo de madrugar, de esperar a que termine la noche y comience el nuevo día, de aguantar el frío de la madrugada, solo para poder ver al sol nacer en todo su esplendor.

Pareciera a veces que recorremos la vida esperando el atardecer, pero pocas veces buscamos en nuestra vida ese amanecer que tanto deseamos y que muchas veces nos hace tanta falta...

Comenzando este año, luego de luchar tanto por ocultar muchas de mis emociones y sentimientos, decidí que era el momento de buscar un nuevo amanecer, de dejarme querer un poco y de darme la oportunidad de querer a alguien especial... Y justamente con esa persona especial, es con la que he aprendido esa gran diferencia que les he compartido.

P.D.: Pienso que he encontrado mi otro nibble.

1 Comentarios:

Blogger Snipe dijo...

¡Actualización!

15 de febrero de 2009, 7:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio